IV Copa Nacional de Rodeo: el espectáculo de la velocidad y la disciplina al lomo de nobles caballos

La IV Copa Nacional de Rodeo fue la mejor oportunidad para mostrarles a los amantes de las actividades de la vaquería, así como a los seguidores de otros deportes y personas ajenas al mundo equino, las maravillas de una competencia llena de adrenalina y fomento de valores como la amistad, el compañerismo, la disciplina, el orden y el compartir sanamente en familia.

Muestra de lo anterior es el testimonio de los hermanos Pedro y Manuel Jaramillo, quienes en representación de la escuela Riogrande participaron en la categoría juvenil de Lazo Rápido y Lazo en Parejas. Con tres años en la práctica de las diferentes disciplinas que hacen parte del Rodeo, destacan de este tipo de eventos la organización, el papel de los jueces y la capacidad de unir a la familia en torno de una actividad sana y llamativa.

“Nos gusta la conexión que se puede lograr con el caballo, eso es fundamental cuando hay buenos ejemplares para competir”, afirman los hermanos Jaramillo. Agregan que los nervios antes de la competencia, cuando están en el partidor, es lo más difícil de manejar.

Los hermanos Jaramillo destacan, además, la labor de Esteban Posada, uno de los mejores montadores de Antioquia según su concepto y con quien han aprendido las diferentes disciplinas del arte de la vaquería. Igualmente, tuvieron la oportunidad de recibir instrucción en un rancho de México para mejorar sus habilidades.

Pedro y Manuel invitan a quienes no conocen el mundo del Rodeo a que asistan a este tipo de eventos para que se familiaricen con las competencias. “Es un evento para la familia, todos son bienvenidos”, indican.

IV Copa Nacional de Rodeo 2016

De izquierda a derecha: Miguel Mesa, de la escuela Rancho Apalache, y los hermanos Pedro y Manuel Jaramillo, de la escuela Riogrande, participantes de la modalidad de Lazo Rápido Juvenil.


Adrenalina pura

Miguel Mesa, en representación de la escuela Rancho Apalache, comenta que lo que más le gusta de este tipo de certámenes es compartir con la familia, disfrutar de los caballos que desde niño siempre le han gustado y, en especial, montar y enlazar.

“Invito a quienes no conocen de las competencias de vaquería a que se atrevan a verlas, que se son adrenalina pura”, dice Miguel quien agrega que el solo hecho de competir es algo adictivo. “Aunque hay mucha ansiedad antes de salir a la pista, cuando te montás en el caballo te relajás y disfrutás del momento”, concluye este joven vaquero que lleva tres años en la práctica de las diferentes disciplinas de la vaquería.

Con dos años en la práctica de la vaquería nos encontramos a Antonia Aguirre, de la escuela Rancho Apalache, representante en la modalidad femenina en la competencia de Barriles y Varas. Antonia resalta que disfruta de las diferentes disciplinas del Rodeo, y aunque se le dificulta un poco la práctica de Lazo, su fuerte es Barriles y Varas por la adrenalina y la velocidad propias de cada una.

Invito a la gente a que se antoje de conocer cómo es una competencia de rodeo, que conozcan las escuelas para que se metan a este deporte que es de mucha disciplina, adrenalina y para pasarla muy bien”, expresa Antonia. También explica que en las competencias de barriles y varas la pasa mejor porque son la oportunidad para compartir mejor con la yegua, para que no se estrese y ambos se diviertan.

IV Copa Nacional de Rodeo 2

Antonia Aguirre, una de las vaqueras destacadas en las modalidades de Barriles y Varas.

Alejandro Rojo Botero, uno de los asistentes a la IV Copa Nacional de Rodeo, desde niño ha estado vinculado con el mundo de lo equino, en especial con el caballo criollo de paso fino, nos relató que desde hace unos 4 años sigue todo lo relacionado con la vaquería porque conoció a Camilo Arbeláez, un gran amigo de él, campeón de Lazo Rápido en anteriores versiones del certamen, y desde ese momento ha estado más pendiente del mundo del rodeo.
IV Copa Nacional de Rodeo 3

Alejandro Rojo Botero, uno de los asistentes a la IV Copa Nacional de Rodeo que destacó la organización general del evento.

La vaquería es una bonita actividad que requiere de disciplina, de conocer mucho más acerca del monte de un caballo y enseñarle a la gente lo atractivo de un deporte como este”, indica Alejandro que destaca del certamen las pruebas de Lazo Rápido y Lazo por Equipos como lo más representativo del rodeo.

La invitación es para el próximo año para que de nuevo gocemos con la adrenalina, la disciplina y la pasión que el rodeo transmite a novatos y veteranos de las artes de la vaquería. 

¡No falten!